Sin legalizarse 142 fincas camaroneras.

Publicado el 2 de Septiembre de 2015 a las 19:33

Hasta el 10 de septiembre de 2015 tienen de plazo 142 camaroneras que operan en Choluteca y Valle, con un área de 4,035.3 hectáreas, para regularizarse.

Lo anterior está contemplado en el artículo 57 del Reglamento de la Ley de Fortalecimiento de la Camaricultura, el que fue publicado en La Gaceta 33,528 del 10 de septiembre de 2014, a través del cual se creó el Proyecto Conjunto de Regularización de Fincas Camaroneras.

La finalidad es establecer un procedimiento transitorio, conjunto y simplificado que permita a las fincas dedicadas al cultivo de camarón que operan en áreas nacionales, regularizar su situación legal y obtener por primera vez o en renovación su concesión o contrato de arrendamiento.

Con ese objetivo, las instituciones participantes constituyeron la Unidad Ejecutora del Proyecto, la que tiene una vigencia de un año para cumplir con la regularización de las fincas camaroneras.

Legalización

Hugo López, coordinador del Proyecto Conjunto de Regularización de Fincas Camaroneras, dijo a EL HERALDO que 226 fincas han cumplido con ese requisito, las que representan 18,713.2 hectáreas. El total de fincas camaroneras en Honduras es de 368 con una superficie de 22,748.5 hectáreas de tierras en el Golfo de Fonseca.

Agregó que legalmente el plazo para regularizarse expira el 10 de septiembre de 2015 y por el momento no se ha solicitado prórroga. Relató que organizaciones como la Asociación Nacional de Acuicultores de Honduras (Andah) y las municipalidades donde operan las camaroneras han brindado ayuda y facilitado los trámites de ciertos requisitos establecidos en el reglamento para obtener la concesión y su respectiva licencia.

No obstante, López manifestó que desconoce el trabajo realizado por la Asociación de Pequeños y Medianos Acuicultores del Sur (Apemasur) para que sus afiliados entren al proceso de regularización, ya que a la Unidad Ejecutora no ha ingresado ninguna solicitud, tanto de concesión como de licenciamiento de esta nueva organización.

Dejó claro que esa dependencia ha socializado el proceso con todos los sectores e instituciones relacionadas con el rubro acuícola para que se aboquen y puedan aprovechar las ventajas que les ofrece la ley por ser un proyecto único y con un tiempo determinado.

El entrevistado subrayó que el proceso de regularización pretende facilitar a todos los productores de camarón la obtención de contratos de arrendamientos en aquellos terrenos que son propiedad del Estado además de la licencia ambiental, continuó, y así garantizar el manejo adecuado en el proceso de producción de camarón, garantizando la inocuidad del producto para el consumidor final y el cumplimiento de la normativa ambiental.
 

“En el caso de que algún productor de camarón no se someta a este proceso de regularización no podrá certificar la correcta tenencia de terrenos de naturaleza jurídica nacional y tampoco la higiene e inocuidad de su producto, por lo que el Estado podrá ejercer las acciones que estime oportunas conforme a ley, en virtud de la falta de garantías en la producción y el cumplimiento de medidas ambientales en todas las etapas de desarrollo”, dijo Hugo López.

El cultivo de camarón es la actividad económica más importante de la zona sur de Honduras, al generar el año pasado 243.6 millones de dólares por la exportación de 67.5 millones de libras.

Para este año se espera que el valor exportado oscile entre 180 y 190 millones de dólares por la caída en la producción de camarón derivada de la vibriosis, que afecta el sector acuícola de Honduras y que es un efecto del extenso verano en el país.
 

Fuente: http://www.elheraldo.hn